Una noche con Venus, una vida con Mercurio

Autores/as

  • Verónica Andrea Malah Hospital de Clínicas José de San Martín, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
  • Sergio Carbia Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

DOI:

https://doi.org/10.47196/da.v25i1.2201

Palabras clave:

Venus, Mercurio, Florencia Bonelli

Resumen

El doctor Saldaña le debía dinero perdido en la mesa de juego, por lo que lo atendía gratis y no le cobraba los preparados que él mismo fabricaba. Aarón no recurría a él porque no le cobrara sino porque Saldaña aplicaba un nuevo método para curar el morbo francés. “Una noche con Venus, una vida con Mercurio”, había expresado el médico después de confirmar el diagnóstico. Sin embargo, la novedad de su profilaxis se centraba en el uso del arsénico –a más de los emplastos, ingesta y vapores de mercurio–, cuya sudoración despedía un ligero aroma a albaricoque.

Biografía del autor/a

Verónica Andrea Malah, Hospital de Clínicas José de San Martín, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Médica Reumatóloga de Planta

Sergio Carbia, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Docente Adscripto de Dermatología

Citas

I. Bonelli F. Me llaman Artemio Furia. 1.a ed. Buenos Aires: Suma de letras; 2011. pp. 222, 375.

Descargas

Publicado

2021-03-29

Número

Sección

La Piel en las Letras