Ulceración esofágica por ingestión de doxiciclina

Autores/as

  • Santiago Pereda Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
  • Fernando Miguel Stengel Buenos Aires Skin, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
  • Juliana Förster Fernández Buenos Aires Skin, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

DOI:

https://doi.org/10.47196/da.v27i2.2092

Palabras clave:

ulceración esofágica, doxiciclina

Resumen

La ulceración esofágica por ingestión de doxiciclina es una de las causas más frecuentes de lesión esofágica. Ha sido subdiagnosticada y escasamente reconocida en dermatología. El dolor retroesternal, la odinofagia de aparición brusca y el antecedente de ingesta de doxiciclina u otros fármacos son características que facilitan su diagnóstico. Puede presentar complicaciones serias, como hemorragias, estenosis y mediastinitis.

Biografía del autor/a

Santiago Pereda, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Estudiante

Fernando Miguel Stengel, Buenos Aires Skin, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Médico Dermatólogo, Director Médico Buenos Aires Skin. Residencia Clínica Médica, Instituto Modelo, Universidad de Buenos Aires, Hospital Rawson. Residencia Dermatología, New York University, Departamento de Dermatología, EE.UU. Profesor Asistente de Dermatología, New York University. Ex Jefe de Servicio de Dermatología (Int), Hospital de Clínicas José de San Martín, UBA. Ex Jefe de Servicio Dermatología CEMIC, Buenos Aires. Ex Profesor Asociado Dermatología, Instituto Universitario CEMIC

Juliana Förster Fernández, Buenos Aires Skin, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

Médica Dermatóloga, Socia Fundadora de Buenos Aires Skin. Especialista en Dermatología Sociedad Argentina de Dermatología. Ex médica del Servicio de Dermatología, Hospital de Clínicas José de San Martín, Universidad de Buenos Aires. Socia Fundadora Fundación del Cáncer de Piel, Buenos Aires, Argentina

Citas

I. Kikendall JW. Pill esophagitis. J Clin Gastroenterol. 1999;28:298-305.

II. Shetty AK. Tetracyclines in pediatrics revisited. Clin Pediatr. 2002;41:203-209.

III. Gencosmanoglu R, Kurtkaya-Yapicier O, Tiftikci A, et ál. Mid-esophageal ulceration and candidiasis-associated distal esophagitis as two distinct clinical patterns of tetracycline or doxycycline-induced esophageal injury. J Clin Gastroenterol 2004;38:484-489.

IV. Hey H, Jørgensen F, Sørensen K, et ál. Esophageal transit of six commonly used tablets and capsules. Br Med J. 1982;285:1717-1719.

V. Pace F, Antinori S, Repici A. What is new in esophageal injury (infection, drug-induced, caustic, stricture, perforation)? Curr Op Gastroenterol. 2009;25:372-379.

VI. Katzka DA. Esophageal disorders caused by medications, trauma, and infection. En: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ. Sleisenger and Fortrand’s Gastrointestinal and Liver Disease. Philadeplhia: Elsevier; 2021:662.

Descargas

Publicado

2021-06-01

Número

Sección

Casos Clínicos