Dermatología Argentina, Vol 24, No 4 (2018)

Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande

Evaluación infectológica del paciente con enfermedad ampollar autoinmunitarias

Karla Bendezú Mejía, Olga Forero, María Emilia Candiz, Jessica Monroig, Pía Machuca, José Carranza, Susana Lloveras

Resumen


 

El tratamiento convencional de los pacientes con dermatosis ampollares autoinmunes se basa en la inmunosupresión global con el uso de corticosteroides y otros inmunosupresores a fin de disminuir los títulos de autoanticuerpos responsables de estas enfermedades. En los últimos años, la aparición de la terapia biológica ha mejorado el manejo y el pronóstico de estas patologías.

El rituximab (RTX) es un anticuerpo monoclonal quimérico de origen murino, cuyo blanco es la molécula CD20, tanto de linfocitos B normales como malignos, cuyo uso lleva a una rápida depleción de estas células durante 6 a 9 meses. En la Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó su utilización en 2012 para las mismas indicaciones que la Food and Drug Administration (FDA).

Su uso en las enfermedades ampollares es una indicación por fuera de las aceptadas (off label), aunque algunos autores ya lo consideran la primera línea de tratamiento para los pacientes con pénfigo moderado a severo.

Sin embargo, el rituximab puede ocasionar efectos adversos y complicaciones, por lo que es importante tomar medidas de prevención. Este trabajo resume las principales consideraciones para tener en cuenta en un paciente que va a recibir esta medicación.

 

Palabras clave: inmunosupresión, pénfigo, rituximab.

 

Dermatol. Argent. 2018, 24 (4): 169-176

 

Infectological evaluation of the patient with autoimmune bullous dermatosis

who will use rituximab

 

Abstract

Conventional treatment of patients with autoimmune bullous diseases relies on global immunosuppression with the use of corticosteroids and other immunosuppressive drugs to decrease the titers of autoantibodies responsible for these diseases. In recent years the appearance of biological therapy has improved the management and prognosis of them. Rituximab (RTX) is a chimeric (murine) monoclonal antibody, targeting CD20 on both normal and malignant B lymphocytes, and leading to a rapid depletion of these cells for 6 to 9 months. In Argentina, Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y

Tecnología Médica (ANMAT) approved rituximab in 2012, under the same indications as the Food and Drug Administration (FDA), with bullous diseases being also an indication outside the accepted (“off label”), although some authors already consider it the first line of treatment for patients with moderate to severe pemphigus.

However, rituximab can cause adverse effects and complications, so it is important to take preventive measures. This paper summarizes the main considerations to be taken into account in a patient receiving biological therapy.

 

Key words: immunosuppression, pemphigus, rituximab.

 

Dermatol. Argent. 2018, 24 (4): 169-176

 

 


Texto completo: PDF